EL REY

Chris coyne

Comparte este álbum

EL REY



Con este disco de 1968, Tito Puente fue proclamado “El Rey” de la música latina y con él hizo un importante aporte a la era del boogaloo. Boogaloo fue un género de música latina que nació en la ciudad de Nueva York a fines de la década de 1960. Fue una fusión de ritmos afrocubanos, con soul, R&B y rock que se originó a partir de los lazos musicales de larga data y la interacción entre afroamericanos y latinos en Nueva York.

En la historia de la música latina, el boogaloo jugó un papel importante en la transición entre la era del mambo y el boom de la salsa de la década de 1970. El músico Bobby Sanabria, quien recientemente ingresó al salón de la fama del Bronx, recuerda: En ese momento, Tito era un artista en transición. El salón de baile Palladium había cerrado dos años antes (1966) y el público que había acudido allí estaba dando paso a una nueva generación de bailarines / oyentes representados por sus hijos e hijas (como yo) que habían crecido en el doo-wop, el rock y roll y la invasión británica de Los Beatles, así como la música afrocubana que escucharon tocar a sus padres. Por lo tanto, el desarrollo de lo que se conoció como boogaloo latino no fue una sorpresa, y Tito estaba tratando de mantenerse al día con la tendencia. La mayoría de los creadores y ejecutantes del boogaloo eran jóvenes.

Algunos de los líderes de banda más antiguos y establecidos, incluido Puente, inicialmente se resistieron a la tendencia, pero terminaron grabando álbumes que se convirtieron en clásicos del género. Sanabria explica la actitud de Tito: Tito (al igual que Machito) no se ocultó en el hecho de que no le gustaba el boogaloo latino. Obviamente, no era tan sofisticado como la música en la que era un maestro. De la misma manera, los músicos de jazz empezaron a sentir aversión por el rock & roll, así como a los líderes de orquesta maduros, como Tito, les disgustaba el boogaloo latino. Pero Tito no fue estúpido. Este álbum demuestra que pudo lidiar con las tendencias populares actuales y pasajeras, sin dejar de mantener su integridad musical. Hay varias características de "The King" que se destacan de otras grabaciones de la era del boogaloo. La característica más obvia es la instrumentación y el tamaño de la banda. La mayoría de las bandas de boogaloo eran considerablemente más pequeñas que las grandes bandas utilizadas en la era del mambo, y muchas bandas de boogaloo siguieron la primera línea del trombón ya establecida por Palmieri en la música latina.

Afortunadamente, Puente nunca abandonó sus preferencias por un gran conjunto. Con cuatro saxofones, cuatro trompetas y una sección de ritmo latino completo, Puente entregó un sonido de big band que le dio a las partes de funk más fuerza y ​​al lado latino un borde más puro. Santos Colón y Rudy Calzado eran dos cantantes formidables y versátiles que habían cantado para Puente en álbumes anteriores. Dentro de “The King”, las canciones “TP Treat”, “Pata Pata”, “TP's Shing-A-Ling” y “Shing A Tin-Tin” son el boogaloo definitivo. Las canciones de Boogaloo presentaban extravagantes letras de fiesta en inglés y algunos términos como "Shing-A-Ling" se atascaron debido a su similitud con el ritmo de la música. “Pata Pata” es la melodía característica de Miriam Makeba originalmente grabada en Sudáfrica en 1956 antes de convertirse en un gran éxito en los Estados Unidos en 1967 y un estándar en la era del boogaloo. “Pata Pata” significa tocar, tocar y se trata simplemente de bailar, cantar y pasar un buen rato. El sencillo tema de “Pata Pata”, y el hecho de ser una canción africana que se valía de un ritmo contagioso, la convertía en un vehículo perfecto para el Latin Funk. “Fue Amor” es una composición de Bobby Marín, un latino que se estaba haciendo un nombre como Doo Wopper. Otras pistas de este álbum, específicamente “Erasmo El Loco” y “Ta Contento El Pueblo” son más sencillas afrocubanas. “Safari” es un corte instrumental que suena a mambo psicodélico. Aunque el éxito popular del boogaloo duró poco, fue la raíz de todos los intentos contemporáneos de fusionar la música latina con la música soul. “The King” de Puente es un álbum importante, si no clásico, de esta fusión musical.

Créditos: Pete Fanelli - Saxofones altos Stanley Bronstein - Saxofones altos Dick Meza - Saxofones tenores Mario Rivera - Saxofones barítonos Victor Paz - Trompeta Pedro Puchi Boulong - Trompeta y trompeta bajo Jimmy Frisaura - Trompeta y trompeta bajo Andy Gump Senatore - Trompeta y trompeta bajo Gilbert López - Piano Bobby Rodriguez - Bajo Angel Allende - Conga Drums Jimmy Centeno - Bongo Drums y Bell Tito Puente - Timbales y Percusión Voz principal - Santos Colon, Rudy Calzado y Andy “Gump” Senatore Chorus - Willie Torres, Rudy Calzado, Jimmy Sabater , Santos Colón, Tito Puente, La Lupe, Bobby Marin, Margie Puente, Willie García Productor - Pancho Cristal Ingeniero - Fred Weinberg Arreglos - Tito Puente excepto “Safari (también conocido como“ Whatchamacallit ”) Nick Jimenez

Escrito por Gregory Pappas