CHIVIRICO

Chris coyne

Comparte este álbum

CHIVIRICO



Para el funeral de Chivirico Dávila, que tuvo lugar en el cementerio de Villa Palmeras, en Santurce, a pasos de los mausoleos de Rafael Cortijo e Ismael Rivera, ningún funcionario del gobierno o representante de la industria musical puertorriqueña vino a expresar sus condolencias.

Retirado de la escena de la salsa en el Bronx, Nueva York, entrevistamos a Chivirico para el periódico El Nuevo Día apenas cinco meses antes de su muerte el 5 de octubre de 1994. Problemas e intriga familiar lo llevaron a la ciudad de Nueva York, donde se ganaba la vida según nos contó, trabajando en una fábrica. Le preguntamos si, siendo una leyenda de nuestra música afro-antillana, había considerado regresar al ámbito artístico y solo unos días después, nos informó que, después de la publicación del artículo, lo habían llamado desde Colombia para aparecer en un serie de actuaciones. Su sueño era regresar a Puerto Rico para cantar, en lugar de eso regresó en un ataúd sellado porque un ataque cardíaco repentino se cobró la vida a la edad de 70 años.

La mañana de su entierro, su sobrina, Carmen Dávila, nos pidió que concluyera la ceremonia. Logramos esto con la misma alegría con la que editamos las notas del álbum que ahora tienes en tus manos. En esa mañana inolvidable recordamos que Rafael Chivirico Dávila Rosado fue uno de los cantantes más multifacéticos del pentagrama caribeño, además de ser uno de los cantantes de boleros más extraordinarios, también fue un sonero natural y un cantante de la bomba (un música de baile exclusivamente puertorriqueña) y la plena (un género de música folklórica puertorriqueña) sin igual, como demostró en su disco de grandes éxitos y canciones de la calle que Cortijo y Kako grabaron para el sello discográfico Antonia. Chivirico fue uno de los pocos cantantes que sobrevivió a la transición de la era del mambo y el boogaloo al sonido de la salsa de Nueva York.

Cuando se inscribió para grabar como solista para Coutique Records, Chivirico ya se destacó como compositor y cantante con el Cuarteto Tabú de Johnny Goicuría, Richie Ray y Joey Pastrana, entre otros. Este disco, Coutique # 1073, producido por Johnny Pacheco y arreglado por el pianista Jorge Millet en 1973, fue su pasaporte para el éxito como solista, tanto, que facilitó su camino hacia Fania All Stars en 1975 con su interpretación del bolero Lo Mismo Que Usted, impreso en el disco de vinilo Tributo a Tito Rodríguez. En esta grabación se puede apreciar la afición que Chivirico siente por el bolero de las Indias Occidentales con cuatro clásicos del repertorio latinoamericano: "Mala Noche" de Domingo Domínguez, "Respétala" de Agustín Robot, "Como Fue" de Ernesto Duarte y su versión de el viejo tango "Niebla del Riachuelo" de Enrique Cadicamo y Juan Carlos Cobián. "Respétala", la historia de una mujer que se gana la vida sirviendo bebidas en un bar, es uno de los boleros que más tarde condujo al LP Vendré Por Ti, completamente compuesto por melodías románticas.

Sin embargo, en 1973 Chivirico, tenía mucho que decir al mundo de la salsa. Los guaguancós impresos en el LP siguen siendo irresistibles para los bailarines. “Por eso me pica aquí”, con Yayo el Indio y Adalberto Santiago en el coro, es un guaguancó soberbio e intenso. "El Babalao", inspirado en los rituales de la santería de la época, describe la receta de un saqueo y cuando es cantado por Chivirico, salvaguardando el respeto por Orula, Changó y Yemayá, pone en perspectiva el asalto de billeteras a las que algunos espiritistas someten a sus clientes. “Cuando Tú Quieras” es otro guaguancó delicioso donde el sonero se expresa con elocuencia. "La Pagarás", es un mordaz hijo montuno, un eco de rencor hacia un amor no correspondido. "Se Formó El Rumbón", en sepia y pura percusión en sus primeras medidas, es una muestra de su vasta experiencia como improvisador del montuno y "Sin Dinero" es la historia de un bailarín que llega a un pelao (sin dinero) a un salón de baile y no puedo disfrutar de la fiesta.

La popularidad de Chivirico Dávila se prolongó hasta aproximadamente 1977. Fue una de las figuras, como La Lupe, Frankie Dante y Meñique, que se quedaron atrás con el boom internacional de Fania All Stars.

El relanzamiento de este disco honra plenamente su memoria, sin duda.

Créditos: Productor - Johnny Pacheco Recording - Good Vibrations Sound Studios, Nueva York Ingeniero - Jon Fausty Arrangements - Jorge Millet Diseño original del álbum - We-2 Graphic Designs, Inc. Fotografía original del álbum - Ken Steppman

Escrito por Jaime Torres Torres