Golpea de nuevo

Chris coyne

Comparte este álbum

Golpea de nuevo



En marzo de 1986, Héctor Lavoe y Willie Colón se reunieron para producir dos álbumes que, después del éxito rotundo y la extraordinaria recepción de sus conciertos en los carnavales de Panamá, dieron lugar a numerosas apariciones y conciertos a lo largo de la década de 1990.

Canciones como "Loco", "Ponce", Las Flores del Campo, Son Los Celos, Teléfono y Contrato Barato fueron entregadas en manos de los arregladores Marty Sheller, Louie Cruz, Javier Vázquez, Louie Ramírez e Isidro Infante.

A finales de 1986, Héctor regresó a las ondas de radio con la composición de "Plato De Segunda Mesa" de Tite Curet Alonso, que se convirtió en un gran éxito. Y, a principios de 1987, Fania distribuyó el sencillo "Strikes Back", cuya secuencia final de ocho pistas fue elegida por Héctor, Willie y el presidente de Fania, Jerry Masucci.

La superioridad de "Strikes Back", una de las grabaciones más sinceras y sinceras de El Cantante, fue reconocida con una nominación al Grammy. Con el lanzamiento de "Strikes Back", distribuido durante el período más efervescente de la salsa insípida, Héctor se mantuvo fiel a la tradición de la salsa rítmica y narrativa.

En aquellos días, Eddie Santiago y Frankie Ruiz fueron coronados como los nuevos reyes de la salsa sensual y erótica con sus éxitos Tú Me Quemas y Desnúdate Mujer.

Por su parte, Héctor Lavoe consolidó su credibilidad e integridad musical con un repertorio dedicado a su Ponce natal e inspirado en sus propios sentimientos y visión de la vida.

"Loco", escrita por Tommy Sánchez, es una canción biográfica, como lo es El Cantante y La Fama.

Porque soy así / me llaman loco / nadie sabe mi dolor / es que me conocen poco… (Why am I like this / they call me crazy / nadie sabe mi dolor / es porque no me conocen muy bien….) This es la primera estrofa de la canción en la que Héctor expresa su malestar con las críticas, comentarios y ataques de personas que lo juzgaban sin conocer sus problemas personales; los que se acentuaron mucho durante 1987 como consecuencia de su adicción a las drogas y una serie de hechos trágicos (como el asesinato de su suegra, la muerte de su padre y la muerte accidental de su hijo) que prácticamente lo trastornaron , deteriorándose hasta convertirse en un intento de suicidio en el verano de 1988.
Con la excepción de las canciones dedicadas a la ciudad señorial de Ponce, prevalece un aire de melancolía y profunda agonía existencial, tanto a nivel personal como en los asuntos del corazón.

Si en la canción Reventó Lavoe le preguntaba a De Qué Tamaño Es Tu Amor y proclamaba que La Vida es Bonita, en "Strikes Back" imploró en el bolero "Taxi" que fuera llevado a 13 Sadness Street, esquina de Agony, para morir allí.

Yo no tengo nada / que valga la pena / todo lo perdí… (no tengo nada / que valga para nada / lo perdí todo…) Y en ese mismo vano, sometido por la desesperación y el dolor, se incorporó al Salsa la balada de Amanda Miguel Él Me Mintió (Ella Mintió) y desnudándose el alma de amargura, a ritmo de guaracho, son y guaguancó, proclamó su desesperación en “Escarcha” y “Platón De Segunda Mesa”.

El discurso sobre la venganza es menos hiriente en la bomba puertorriqueña "Cómo no voy a llorar", otro testimonio elocuente, a pesar de estar casado con Puchi, a su soledad y desgracia en los asuntos del corazón.

Afortunadamente, como se expresa abiertamente en "En El Fiando" y en "Ponce", el tono es diferente. En la primera canción, Lavoe evoca su travesura en la tienda que manejó su padre Luis Pérez y en la segunda canción, reconoce que de la Perla del Sur vienen los mejores representantes de la salsa. Lavoe no limita sus improvisaciones (soneos) al padre del baile, Juan Morel Campos y sus colegas Pete El Conde, Ismael Quintana y Papo Lucca, sino que saluda a personajes y mascotas del vecindario como Uvita, El Chivo Pepe, Maruca, Cuquito Pegafrenos y al anciano sentado en la esquina de La Central que siempre decía Ay, Mamiqui, confirmando su empatía con la gente de San Antón, la Calle 6 de Bélgica, Machuelos, El Faro, Chichamba, Collores y otras comunidades modestas de su país natal. tierra.

De todas las grabaciones de Héctor Juan Pérez Martínez, “Strikes Back” no es la que muestra su mejor interpretación vocal. Sin embargo, en cada pista entregó su alma. Y debido a esto, es un álbum que nunca nos cansaremos de escuchar una y otra vez.

El Cantante no pudo terminar de grabar el resto de las canciones de la sesión de marzo de 1986 con Willie Colón. En 1993, poco después de su muerte, se lanzó la última grabación de Héctor Lavoe; Sin embargo, fue completado por Van Lester.

Créditos

José Arturo Ortiz - Teclados
Leopoldo Pineda - Trombón
Lewis Khan - Trombón
Raymond Colón - Bongo
Oscar Cartaya - Bajo
Bobby Allende - Congas
Marc Quiñones - Timbales, percusión

Coro: Willie Colón, Justo Betancourt, Tito Allen, Milton Cardona

Arreglos: Marty Sheller (“Loco”, “No Soy Plato De Segunda Mesa”, “Escarcha”), Louie Cruz (“Ponce”, “Como no voy a llorar”), Javier Vázquez (“Taxi”), Louie Ramírez ( "Ella Mintió"), Isidro Infante ("En El Fiando)

Productor - Willie Colón
Asistente de producción - Marc Quiñónez, Arturo Ortiz, Oscar Cartaya
Ingeniero - Irv Greenbaum

Un agradecimiento especial a Heriberto Ríos

Escrito por Jaime Torre Torres