LA LUPE - GRANDES ÉXITOS

Fania

Comparte este álbum

LA LUPE - GRANDES ÉXITOS



Conocida como La Lupe o La Yiyiyi, Lupe Victoria Yolí Raymond nació el 23 de diciembre de 1936, en el barrio de San Pedrito, en la provincia de Santiago de Cuba.

Su familia era pobre: ​​su padre, Tirso Yolí, trabajaba en una destilería de Bacardi. En 1955, su padre había decidido trasladar a la familia a La Habana. A temprana edad, Lupe se escapó de su familia y participó en un concurso de aficionados patrocinado por la estación de radio CMQ. Ella ganó el primer lugar, personificando a la cantante cubana Olga Guillot en la canción “Miénteme”.

Comenzó su carrera profesional como cantante con el trío habanero Los Tropicuba. Su primera grabación fue realizada junto con Los Tropicuba para el sello Panart, junto con Tina del Pilar (cantante) y Yoyo Reyes (director y timbales), quien también fue su primer esposo.

Como solista, graba en 1960 con Felipe Dulzaides y Eddy Gaetán para el sello Discuba-RCA. Titulado Con el Diablo en el Cu¬erpo, el disco incluía el bolero “No Me Quieras Así”, canción que el público cubano apodó como “La Pared”, La Lupe la interpretaba mientras se apretujaba contra la pared de la discoteca La Red en El Vedado. Fue su primer disco de oro, que le dio Eliseo Valdez, presidente de RCA en Cuba. Tras la revolución, una vez que Fidel Castro Ruz fue comandante en jefe de Cuba, La Lupe fue citada a la estación CMQ. Le dijeron que “el lupismo no podía convertirse en una escuela viable en la Cuba contemporánea”, una última advertencia para que abandonara su tierra de inmediato. Aunque no hablaban español, varias personas de Rusia y Estados Unidos estaban locas por La Lupe - cantaron “Fidel” durante el coro de “Fever”, enfureciendo al gobierno revolucionario. Con sus pertenencias en la mano, se fue a México y luego a Nueva York. En la Gran Manzana grabó su primer gran éxito: “Watermelon Man”, con el percusionista cubano Mongo Santamaría, que escaló las listas estadounidenses. En efecto, Lupe no cantó exactamente en esta pista, fueron sus gemidos, gritos y gritos los que sedujeron al mercado estadounidense. Muy pronto, Tito Puente la contrató como cantante principal de su orquesta.

Su debut tuvo lugar en el Club Lowe's Boulevard Theatre con el bolero “Qué Te Pedí” ganando un disco de oro por más de 500.000 copias vendidas. Fue grabado a dúo con Tito Puente, quien también realiza un vigoroso solo de vibraciones. El dicho español lo que está pa 'ti, nadie te lo quita significa que nada puede quitarte lo que el destino te depara, que es precisamente lo que sucedió con la canción “La Gran Tirana”. Originalmente fue concebido como “El Gran Tirano” por Tite Curet Alonso, quien lo presentó al bolero cubano Roberto Ledesma. Cuando Ledesma decidió no grabarlo, Tite le dio una versión revisada al productor de Tico Pancho Cristal para que La Lupe la considerara.

Cuando la canción se convirtió en un éxito en una variedad de mercados, Tite ganó fama instantánea. Al mismo tiempo, La Lupe mostró todo lo que era capaz de hacer como intérprete en este tema. Es bien sabido en el negocio del entretenimiento de Nueva York que, para llegar al escenario del Carnegie Hall, es necesario "practicar, practicar y practicar". La Lupe fue la primera latina en actuar en este prestigioso lugar, así como en el Manhattan Center y el Madison Square Garden. Una batería de éxitos como “Qué Te Pedí”, “La Ti¬rana”, “Si VuelvesTú”, “Puro Teatro”, “Carcajada Final”, “Cualquiera y“ Oriente ”colocaron al cantante en condiciones de pedir más. dinero por sus actuaciones con Tito Puente. La fama de La Lupe fue tal que Puente se vio obligado a despedirla cuando ella exigió la misma paga que el propio líder de la banda. La Lupe fue un artista controvertido. El hecho de que ella fuera su propia gerente y una persona difícil de manejar tuvo efectos devastadores en su carrera. Su actitud y mal genio no le permitieron quedarse con Tito Puente por mucho tiempo, y mucho menos ser invitada a actuar con Fania All Stars, cuando Tico Records fue adquirida por Fania Records de Jerry Masucci. Esta oportunidad se la dio únicamente Celia Cruz, patrocinada por Masucci, quien subestimó a La Lupe y al propio Tito Puente. Artista muy adelantada a su tiempo, La Lupe fue la Madonna de los sesenta. En 60, La Lupe fue coronada como “Ocanto Mi”, hija de Ochún en la religión Yoruba de Nigeria. Antes de comenzar uno de sus espectáculos, La Lupe se empapaba en la colonia Pompeya. Realizaba un ritual invocando el espíritu de la gitana española Carmen Amaya, colocando una pluma de loro en su boca, parada frente a un plato de miel y una vela blanca que prendía en su camerino.

En el escenario, era como un huracán que arrasa todo a su paso. Golpeaba al pianista o conga y tiraba los platillos de los timbales al suelo. Ella tenía un control absoluto sobre su audiencia, que se sintió intimidada, embelesada e incluso lloró como reacción al canto de La Yiyiyi. Su voz tocó los sentimientos internos de la fibra humana. Como una loca, se quitaba los zapatos, las bufandas que llevaba en la cintura y el cuello, las pulseras, en ocasiones; incluso arrojaría su sostén a la multitud. Su música es venerada en Europa. La canción “Puro Teatro” fue incluida en la película Mujeres al borde de un ataque de nervios del cineasta español ganador de un Oscar Pedro Almodóvar. Hacia el final de su vida, Lupe testificó sobre los milagros que Jesús había traído a su vida, llevando su testimonio a varias iglesias. La Lupe falleció de un infarto en el Bronx, Nueva York, el sábado 29 de febrero de 1992. Tenía 56 años. Sus restos descansan en el cementerio de Saint Raymond en el Bronx, Nueva York.

Notas del trazador de líneas de Richie Viera