CELIA Y JOHNNY

Chris coyne

Comparte este álbum

CELIA Y JOHNNY



"Celia y Johnny", sin duda el álbum más importante en la carrera de Celia Cruz, abrió las puertas del éxito para la famosa cantante cubana con la fuerza de un toro furioso.

La cantante había estado luchando por salir a la escena de la salsa desde su llegada a los Estados Unidos en 1962. Su carrera había sido letárgica durante la era del boogaloo. A principios de la década de 1970, una serie de vuelos comerciales fueron secuestrados a Cuba, convirtiéndose en un evento semanal. Temiendo que pudiera abordar un vuelo secuestrado a Cuba, Cruz decidió dejar de volar por completo. Esto, combinado con desacuerdos con la etiqueta de Tico sobre la dirección de su carrera, la mantuvo aislada de los inicios del movimiento de salsa que tomó forma bajo la etiqueta de Fania.

Después de cantar "Gracia Divina" en la ópera Hommy, de Larry Harlow, y "Bemba colorá" con Fania All Stars, llegó el momento de que Cruz grabara un álbum de larga duración que mostrara sus habilidades interpretativas. "Celia y Johnny" demostró ser el truco.

Johnny Pacheco había estado disfrutando de una larga y exitosa carrera musical. Desde sus primeros días como percusionista en la Orquesta Xavier Cougat, el dominicano había aprendido mucho sobre el estilo y el ritmo. Su sonido único, conocido como "Pacheco Groove", lo había convertido en un favorito, particularmente entre los bailarines de Nueva York y entre los amantes de la música afrocaribeña en general.

Pacheco, miembro fundador del sello Fania, había notado que las primeras grabaciones de Cruz en el sello Tico con la Orquesta Tito Puente tendían a limitar su voz impresionante, que él sentía que no estaba alcanzando su potencial contra el enorme sonido de la gran banda de Puente. Pacheco una vez me dijo: “Déjame decírtelo de esta manera: Celia sonaba bien con un palo golpeando una lata. Ella no necesitaba todos esos instrumentos.

Cantantes como Melón, Pete "El Conde" Rodríguez, y más tarde, Héctor Casanova, lograron un gran éxito y aceptación en combinación con el sonido de Pachecho. Pacheco entendió que su estilo rotundo ayudaría a resaltar la incomparable voz de Cruz.

Junto con el ritmo de Pacheco, la "Reina de Rumba" evolucionó, desatando dos de sus más grandes éxitos: "Toro mata" y "Quimbara". Ambos recibieron una aclamación salvaje entre los bailarines, quienes de inmediato la aceptaron como la favorita en el creciente mercado de salsa, que estaba a punto de conquistar al mundo.

La rumba golpeó "Quimbara", con su ritmo animado, llegó al mercado de la salsa temprano e inmediatamente se convirtió en un éxito enorme y explosivo.

En mi libro, "Rumba is Queen", hago una serie de observaciones, que compartiré aquí y que demostrarán la importancia de este álbum clásico:

“El ritmo de Johnny Pacheco y la encantadora esencia de Celia Cruz forjaron un vínculo que tomó el control del período más importante en la historia de la salsa. Este período ha pasado a la historia como 'La edad de oro' de la salsa. Este álbum es muy importante dentro del contexto histórico, político y social que marcó el tiempo ".

"'Quimbara', una canción escrita por Junior Cepeda (una joven y talentosa boricua que murió a la tierna edad de 22 años, asesinada por su novia), es casi seguramente la canción más importante interpretada por Cruz a su regreso al español de habla hispana. Sin embargo, 'Toro mata' también fue una parte integral de su extraordinario éxito ”.

Toro Mata
Toro Mata, Toro Mata
Rumbambero y Toro Mata
Toro, Toro, Torito

Apolo no le permite,
hacer el quite a mi chiche, toro mata

¿Quién trajo ese negro aquí?

Fue al lado de Pacheco que Celia cambió el curso de su futuro musical, y en este álbum, su encanto, versatilidad e integridad confirmaron que su momento había llegado. Junto con "Toro mata" y "Quimbara", este álbum, que fue producido en su totalidad por Johnny Pacheco, incluye los temas "Vieja Luna", "El paso del mulo", "Tengo el iddé", "Lo tuyo es mental" “Canto a la Habana”, “Ño Mercedes”, “El tumbao y Celia” y “El pregón del pescador”.

Muchas de estas canciones, como "Tengo el iddé", "Lo tuyo es mental", "El tumbao y Celia" y "El pregón del pescador" permanecieron en la cima de las listas, y el álbum se convirtió en oro. Este es un verdadero clásico que pertenece a su colección de discos.

Músicos:

Johnny Pacheco - plomo, percusión, guiro, flauta
Papo Lucca - Piano
Johnny Rodríguez - Conga
Ralph Marzan - Bongos
Héctor "Bomberito" Zarzuela - Trompeta
Luis Ortiz - Trompeta
Victor Venegas - Bajo

Charlie Rodríguez - Tres
Ismael Quintana - Maracas
Coro: Johnny Pacheco & Justo Betancourt

Productor: Jerry Masucci
Director de grabación: Johnny Pacheco
Fotografía: Lee Marshall
Diseño del álbum: Ron Levine
Estudio de grabación: Good Vibrations Sound Studios
Ingeniero: Jon Fausty
Diseño del álbum por Ron Levine

Escrito por Juan Moreno Velázquez